Sí a la vida

Genial campaña de la asociación católica norteamericana “Catholic vote”, donde tomando como modelo la vida de Obama, intentan mostrarnos que cada vida es una nueva esperanza para el mundo.

Para el que no sepa inglés, en los subtítulos aparece el mensaje:

“El futuro de este niño es un hogar roto
será abandonado por su padre
su madre luchará sola para criarlo
a pesar de las dificultades, saldrá adelante
este niño
se convertirá
en el primer presidente afro-americano
(imagen de Obama)
Vida
Imagina su potencial”

Publicado por

manuel

Me dedico al desarrollo de aplicaciones. Principalmente trabajo con XHTML, CSS, Javascript, XML, JSON, PHP, MySQL, Linux/MacOS X y Flash actionscript. Intento siempre trabajar con estándares y simplificar el desarrollo y las aplicaciones finales con el objetivo de orientarlas al usuario (que sean útiles y faciliten el trabajo).

4 comentarios sobre “Sí a la vida”

  1. Hola Josepzin,

    desgraciadamente, dada la actualidad y dimensión del tema, y a pesar de lo acostumbrados que estamos a reirnos de cualquier cosa, no me parece apropiado hacer este tipo de bromas.

    Precisamente una de las cosas que busca la campaña es transmitir el mensaje de que da igual de dónde o en qué circunstancias, una vida humana siempre es valiosa. Siempre es una esperanza.

  2. Si no es por bromear (un poco si..) pero el ejemplo del video no me parece bueno… si vamos a más, podría haberse tratado de Hitler o puede que dentro de 1 año Obama sea el responsable de vaya a saberse que desastre inimaginable… y ya me dices donde queda el mensajito moral del video…

  3. Si, en eso tienes razón.
    El hecho de haber elegido a Obama justamente en este momento en el que para muchos representa una esperanza, sólo es válido para el tiempo actual. De hecho yo mismo creo que Obama no es un buen ejemplo, ya que una de las primeras acciones que ha llevado a cabo ha sido la de apoyar a la industria del aborto.

    Lo que realmente importa es el mensaje de que cada vida es siempre una esperanza, desde que es concebida hasta el final de sus días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *