El botón Inicio

startmenu.jpgEn la web de Information Arquitects, me encuentro una interesante critica en la edición 4 de sus “crímenes de marca” hacia el concepto del botón “Inicio” que sufren los usuarios de Windows: Branding Crimes: 4. The Start-Button.

Hemos odidado esto desde hace 12 años – ese botón que abre un menú desplegable. Sólo las enrevesadas mentes de Redmond podían sacar algo como esto. Sabemos que no es realmente un botón “inicio” desde que en Windows Vista lo han cambiado por un logo (al estilo Mac). Pero, después de todo este tiempo, sigue siendo un menú desplegable. Y este es otro enorme crimen contra la marca. ¿Por qué?

1) Los menús deplegables no tienen sentido.

En la cultura occidental nuestra reacción inicial e instintiva cuando se nos presenta algo, es mirar hacia arriba a la izquierda. Desde ahí, nuestra atención se va moviendo en zig-zag de arriba a abajo y de izquierda a derecha. Es algo intuitivo – e incontables estudios lo han probado. Es sólo sentido común.

Poner un elemento de navegación que hace justamente lo contrario es ridículo y obstaculiza el proceso normal de lectura. Te fuerza a cambiar tu modelo mental y buscar de nuevo ese punto de partida intuitivo – y eso significa uqe cada vez que pulsa sobre el botón de Inicio, te sientes un poco frustrado. De hecho, las personas humanas son criaturas que se adaptan fácilmente y despues de un tiempo pueden sorprenderte. Pero todos sabemos que un menú que se desplegara de arriba a abajo funcionaría mucho mejor.

2) Muestran su marca primero

No estamos diciendo que Microsoft sea estúpido o que no estén bien informados – obviamente ninguna de las dos cosas es cierta. No tengo ninguna duda de que han probado su botón hasta la saciedad y que probablemente sepan que un menú desplegado de arriba a abajo funcionaría mejor. Lo que quiero decir es que han llegado a conclusiones erróneas:
Jenny Lam – ex-Microsoft designer:
“La gente reconoce Windows por el botón de Inicio que hay en la esquina inferior izquierda y el relój en la derecha”

Esencialmente admite que la marca ha influenciado a la interfaz. Pero debería haber sido al revés – un buen diseño y una gran experiencia de usuario crear la marca, y haciendo que el usuario se sienta frustrado con cada click en el botón de Inicio (y esperando que nos acostumbremos a él), Windows el el último criminal de marca.

La experiencia debe conformar la marca y no al revés.

Bueno, la traducción es un poco “quick & dirty”, pero creo que se entiende bien la idea. Desde que me cambié a Mac, lo entiendo mucho mejor. La experiencia de usuario es sin duda la mejor base para construir una imagen de marca.

Escrito por manuel el lunes 17 de diciembre 2007
Guardado en Varios

Deja tu comentario