Organización democrática en la empresa

Leyendo el blog de 37 signals, me he encontrado este artículo donde se extraen varias ideas de la lectura en el MIT de Ricardo Semler. Con algunas estoy totalmente de acuerdo, con otras no tanto, pero me ha parecido lo suficientemente interesante como para traducirlo.

Resumidamente, se trata de una charla en la que Ricardo defiende que la estructura pseudo-militar que usamos en las empresas está anticuada e invita a los estudiantes a replantearse las ideas fundamentales que tienen sobre las empresas, el liderazgo y la vida en general.

Os traduzco a continuación algunos de los puntos más interesantes:

La mayoría de los planes de negocio hablan sólo de deseos…

Un plan a 5 años es sólamente una extrapolación de un conjunto de deseos. ¿Alguna vez has visto un plan de negocio que diga “Vamos a crecer un 5%, luego bajaremos un 14% y después volveremos a bajar hasta un 22% y después nos recuperaremos un poco para finalmente tener que dejar el negocio”?

Por estas cosas son las que ocurren en realidad. Eso es lo que se ve en la práctica, pero en ningún caso son cosas que nos planteamos cuando diseñamos el plan. Intentamos “engañarnos” y creer que tenemos el control absoluto mientras mantengamos nuestro pensamiento acorde a nuestros deseos.

El crecimiento está sobrevalorado en las empreas…

La idea de que el crecimiento es siempre bueno para las empresas es bastante dificil de sostener y demostrar. No hay evidencia de que una empresa que crezca mucho, haga las cosas mejor que otra que no crezca tanto.

Admite que no lo sabes…

No sabemos a dónde vamos y es mejor asumirlo, porque pretender creer que lo sabes es más peligroso que admitir que no lo sabes… Hablar sobre cifras específicas que aparecerán dentro de más de seis meses, es hablar con un gran margen de error. Piensa en el futuro, pero no lo intentes plasmar en un papel porque si lo haces, te verás obligado a seguir lo que has escrito.

Haz que la asistencia a las reuniones sea voluntaria…

Todas nuestras reuniones son voluntarias. Si una reunión empieza a ser aburrida, vete… Si no queda nadie, ¿realmente necesitabamos esa reunión?

En general, la contratación de empleados es como un servicio de citas por Internet…

El típico proceso de selección de personal es básicamente similar a un servicio de citas por Internet. Tú dices que tu empresa es Brad Pitt y ella dice que es Angelina Jolie y quedais para veros en un bar… Os juntais un ratito un par de veces y decidís casaros y esperar que todo funcione…

En vez de eso, nosotros tomamos a los candidatos más cualificados, los diez que mejor se adapten a los requisitos y les pedimos que vengan todos juntos. Hacemos que sean entrevistados por la persona o personas que van a estar relacionada scon ellos. Que pasen varias horas de entrevista. Al final, los entrevistadores escriben los nombres de las dos peronas que creen mejores para el puesto. Los dos que han puntuado más alto, regresan a la empresa otro día y pasan un día completo aquí hablando con el resto de empleados, con los que ellos quieran… El resultado es que menos de un 2% de los empleados cambia de empleo en un año.

Algunas veces es necesario no hacer nada…

Algunas veces, no hacer absolutamente nada, incluso en decisiones críticas, terminará aportando una solución. La idea de que nosotros sólos podemos ser preparados para “conocer la respuesta” es un pensamiento muy peligroso.

Necesitamos centros de trabajo más democráticos…

Somos capaces de enviar a nuestros hijos a cualquier parte del mundo a morir por la Democracia…Pero nunca he visto un espacio de trabajo que sea democrático, una empresa democrática. La Democracia es muy importante en nuestras vidas excepto en aquellos sitios donde pasamos al menos el 60% de nuestras vidas…  Algo está fallando.

Equilibra tu vida…

Cada uno de nosotros ha aprendido a enviar emails el domingo por la noche. Pero, ¿cuántos de nosotros va a ver una película el lunes por la mañana?. Hemos desequilibrado nuestras vidas, dedicando más horas al trabajo y menos a otras cosas… Lo opuesto al trabajo no es el ocio, es el no hacer nada.

Se esté o no de acuerdo con sus ideas, lo que sí es cierto es que es bueno replantearse de vez en cuando las bases más consolidadas para poder volver a encontrarles su sentido o para poder renovarlas y hacer cosas nuevas y mejores.

Publicado por

manuel

Me dedico al desarrollo de aplicaciones. Principalmente trabajo con XHTML, CSS, Javascript, XML, JSON, PHP, MySQL, Linux/MacOS X y Flash actionscript. Intento siempre trabajar con estándares y simplificar el desarrollo y las aplicaciones finales con el objetivo de orientarlas al usuario (que sean útiles y faciliten el trabajo).

3 comentarios sobre “Organización democrática en la empresa”

  1. He pasado mis últimos 20 años trabajando para varias empresas siempre dentro del mundo comercial. No es que comparta las ideas, es que algunas de ellas son la pura realidad.

    Siempre he dicho que las empresas son como las personas que las crean o dirigen, y por desgracia en este pais, hay mucho inculto y avaricioso que aplica esa “norma” a todos los estratos de su empresa. Resultado: vida útil de la empresa, lo que tarde en hacerse rico y luego la desecha, incluyendo a sus “trabajdores esclavos”. Es difícil cambiar la idea en las escuelas de negocio, puesto que el objetivo es generar riqueza (la mayor posible), y esta se puede generar de muchas maneras, aunque el proyecto dure poco y favorezca sólo a uno.

    Felicidades por tu web. La revisaré de vez en cuando para ver qué tienes y enhorabuena por montarte por tu cuenta. Es un gran paso.

  2. Cuanta razón hay en tus palabras José Luís. Muchas de las empresas de este país (sobretodo las pymes) son un fiel reflejo de la persona o personas que la dirigen. Que por otra parte, es completamente lógico. Todos plasmamos parte de nuestras ideas en lo que hacemos.

    Sé que el principal objetivo de la empresa es ganar dinero. El problema es cuando este es el “único” objetivo de la empresa.

    Gracias ;). Ser autónomo es complicado, pero no mucho más que ser trabajador por cuenta ajena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *